Maneras probadas de crear un gran contenido de ayuda

Imagine una red gigante debajo de una plataforma de trapecio, lista para amortiguar un volante si él o ella se cae. Sin la red, ¿el trapecista tendría el coraje de volar? ¿O serían rescatados por completo? Ahora imagine el contenido de ayuda de su empresa como esa red de seguridad.

Tanto si es necesario como si no lo ha sido, algunos usuarios (y empresas) evalúan la ayuda durante la decisión de compra del producto. Si hay evidencia de una buena asistencia al usuario, puede ayudar a vender su marca. Por el contrario, la ausencia de una buena ayuda podría dañar su marca y dañar su balance final, incluso si se trata de una empresa de construcción como Metal Buildings Contractors.

Con todo esto en mente, aquí hay algunas formas comprobadas para que los equipos de contenido y soporte creen una ayuda de alta calidad y establezcan una relación con sus clientes.

¿Cómo crear contenido de ayuda que sea útil?

El trabajo de un autor de ayuda es simplificar los temas complejos: estructurar la información de alto y bajo nivel de manera que sea fácil de descubrir y digerir.

Hablando de manera práctica, si puedes explicar conceptos en lenguaje sencillo con pasos basados ​​en tareas, está en el camino de desarrollar una buena ayuda. Si la tarea es un proceso que involucra más de un puñado de pasos, es mejor dividir la tarea en partes más pequeñas.

Incluye una descripción general del proceso de alto nivel en la parte superior de cada tema para explicar cómo funcionan los conjuntos de tareas en el proceso más amplio. En ese momento, los usuarios pueden identificar en qué parte del proceso están atascados o interesados ​​y navegar a la información de bajo nivel que necesitan. Como escritor, esta actividad de esbozar el proceso también es útil, ya que descubre huecos o agujeros que puede tener en su documentación basada en tareas.

Proporciona una ruta clara para el usuario, incluso cuando no existe una

Los procesos lineales son más fáciles de seguir que los no lineales, y creo que los usuarios que han buscado ayuda desean ser dirigidos. Cuando un comunicador técnico documenta un proceso o función bien, proporciona un camino feliz para que el usuario lo siga.

Con eso en mente, incluso si técnicamente puede ejecutar las funciones A a D en cualquier orden, intente convertir las funciones en tareas progresivas. Haga eso, y guíe a sus usuarios a través de un flujo de trabajo eficiente y resuelva las preguntas sobre el orden y la dependencia. Ya que ha tomado un montón de decisiones por ellos, los hará más exitosos, más rápidos.

Elige un lenguaje dirigido por el usuario

En términos generales, sea conciso y escriba con una voz activa. Use palabras y frases que los usuarios busquen, no los términos que usó un desarrollador para describirlo. Recuerda a tu audiencia. Si tiene datos que lo ayuden a entender cómo habla su audiencia sobre su producto, utilícelo para informar sus decisiones sobre la terminología.

Optimizar para buscadores

Un buen contenido de ayuda aparece cuando y dónde lo buscas. A veces eso significa en un producto, y otras veces eso significa en la web. Si tus usuarios abren Google para buscar respuestas, quieres que encuentren tu ayuda ya que eres la autoridad (o te gustaría serlo). Si abren una búsqueda interna en el sitio, aún desea que el artículo correcto aparezca en la parte superior de los resultados. Eso significa que debe prestar atención a cómo los motores de búsqueda catalogan y clasifican las páginas, y escriba sus artículos de ayuda con eso en mente.

Leave a Reply