El ahorro energético es el objetivo de los nuevos controles electrónicos

Para todas las actividades que realizamos a diario, por pequeñas que estas sean, se requiere contratar electricidad. Pero en la actualidad el objetivo de los más recientes controles eléctricos es colaborar en gran manera al ahorro energético, por lo que se podría decir que la tecnología se encuentra al servicio de la electricidad. 

Para nadie es extraño contar en casa o en las empresas con termostatos digitales, sensores de temperatura, nanotecnología al servicio de los interruptores o relés para una red eléctrica inteligente pero además respetuosa con el medio ambiente, tan solo por mencionar algunos de los avances que gracias a la tecnología que suelen aplicar para los usuarios encuentren las más recientes soluciones eléctricas y por supuestos, más económicas y sostenible del mercado. 

Llevar el uso de la energía eléctrica al mínimo

Al parecer este es el clamor generalizado de las personas, ya que se mantiene como un firme objetivo dentro de los planes financieros tanto de las familias como una forma más concienzuda, como de las grandes empresas e industrias. Y ello es debido a que se logra un gran ahorro de índole económico, y por una creciente concienciación de los ciudadanos por el medio ambiente. Con tal propósito, las herramientas tecnológicas se han propuesto afinarse cada día más en cuanto a sus aplicaciones, mientras que los termostatos, relés o interruptores suelen ser más precisos y eficaces en cada una de sus tareas.

En el mercado se encuentra uno de lo que podría ser un ejemplo de tecnología conjugado con ahorro, ese es el termostato con wifi, que se utiliza para controlar el consumo por medio de Internet. Estos Smart Thermostat cuentan con la posibilidad de controlar el aire acondicionado y la calefacción de toda una casa, y lo mejor es que lo hacen desde cualquier punto con conexión a Internet, y casi todas las casa cuentan con una. De esta manera, es posible activar la calefacción, programarla o revisar el consumo eléctrico desde un ordenador o también, desde un teléfono. En casa, el aparato muestra todos los datos en una pantalla LCD táctil.

Los clásicos contadores eléctrico, en la actualidad también pueden ser controlados mediante un terminal externo, es decir por un ordenador o un móvil que se encuentre conectado a Internet. Se trata de un contador que ha logrado reinventarse en el tiempo para lograr adaptarse a una red inteligente. Este ya se encuentra siendo usado en Estados Unidos y cuenta con una serie de sensores y controles que se han adaptado a los contadores con el objetivo de supervisar el consumo eléctrico de los usuarios, en intervalos de pocos minutos. 

De acuerdo a sus creadores, las empresas eléctricas podrán utilizar este dispositivo para realizar esquemas de precios variables que colaboren con la disminución del consumo eléctrico durante las franjas que se presentan con más demanda, y de esta forma reducir la necesidad de usar plantas eléctricas que resultan más caras y por demás contaminantes. Así mismo, se podrían emplear para ayudar a que la red inteligente pueda distribuir más electricidad de la que proviene de las diversas fuentes de energía renovable, como por ejemplo la solar y la eólica.

Conjuntamente, la empresa se ha encargado de desarrollar un dispositivo que puede lee las señales que son emitidas por los contadores con el fin de enviar los datos a las compañías por medio de Internet. En contrapartida, las compañías eléctricas, solo envían a sus consumidores la información relativa al precio del consumo, y esta puede ser consultada también a través de la red.